Martinez Howard, Alfredo (1932-1999)

Martinez Vazquez, Julio (1885-1972)
23 May, 2001
Mariani, Francisco (1887-1953)
30 May, 2001

Martinez Howard, Alfredo (1932-1999)

Nacido en Villa Crespo provincia de Entre Ríos el 13 de junio de 1932 y fallecido en Buenos Aires en 1999. Fundamentalmente un autodidacta, su formación artística la realizó trabajando en diversos talleres de maestros argentinos, de quienes tomó las bases que le permitieron desarrollar su particular lenguaje expresivo. A partir de 1958 expuso sus trabajos en importantes galerías de nuestro medio, como Bonino, Huemul, Libertad, Riobóo, Nexo, Lascaux, Klee, Sociedad Argentina Artistas Plásticos, Palatina, Art Gallery International, entre otras, así como en Estados Unidos, Brasil y Uruguay. En 1965 participó, junto a Raúl Soldi, Onofrio Pacenza, Héctor Basaldúa, Carlos Alonso y Leopoldo Presas, entre otros, así como músicos y poetas, del proyecto Catorce con el Tango, dirigido por Ben Molar. Dueño de un dibujo expresionista de una gran expresividad, acentúa los climas densos, colocando figuras agrupadas, y con una nota caricaturesca parecen emerger, en casos un aspecto agresivo que se acerca al feismo, como deliberada y buscada tonalidad expresiva, María Laura San Martín. Obtuvo Segundo Premio de Dibujo en el Salón de Rosario de 1958, Gran Premio Municipal en el Salón Nacional de 1963, Premio de Dibujo Fondo Nacional de las Artes en el Salón Santa Fe en 1964, Primer Premio en el Salón de la Mutualidad de Estudiantes y Egresados de Bellas Artes en 1965, Invitación de Honor al Salón de Córdoba en 1967 y Primer Premio de Dibujo en el Salón Municipal Manuel Belgrano con su obra Desnudo y todo de 1986, entre otros. Ilustró libros como El Resplandor de mis bárbaras de Francisco Madariaga, El Tiempo y su Memoria de Gregorio Santos Hernando. Tuvo su taller en el barrio de La Boca, y constituye, junto con su coterráneo Roberto González y con Carlos Alonso, una tríada de artistas entre los que hay fuertes puntos de contacto, a los que unen parecidos rasgos generacionales, aptitudes superlativas para el dibujo que no excluyen la pintura y un espíritu dramático que se manifiesta mediante una figuración expresionista. Es en los dibujos donde mejor se manifiestan su soltura y su vigor expresivo. El trazo espontáneo y extenso de la carbonilla vertebra las formas y el color las afirma rotundamente, como se ve, por ejemplo, en la excelente pintura sin título reproducida en la tapa del catálogo. Es un arte temperamental, cuyo eje es la figura humana, especialmente la de la mujer. Martínez Howard es un maestro del desnudo, al que sabe ponerle una dosis de erotismo. A menudo, exalta la sensualidad y la sexualidad del modelo de una manera algo desencantada y exhibicionista. Un fuerte sentido de la realidad y cierta tendencia a mostrar el mundo prostibulario lo acercan a Lautrec, pero de un modo menos sostenido por el efecto público del espectáculo. Aldo Galli, Diario La Nación 6 de diciembre de 1998.-

2 Comments

  1. raul alfredo Gracia dice:

    Si quería decirle que el pintor no es Alfredo Martínez Howard, este último es su padre.El nombre del pintor es Julio

  2. Silvia Martinez Howard dice:

    Sí, con frecuencia veo este error. Mi hermano era el pintor y se llamaba Julio Alfredo y de ahí viene la confusión con nuestro padre, el poeta Alfredo Martinez Howard.

Responder a raul alfredo Gracia Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.