Bellocq, Adolfo (1899-1972)

Benedetti, Eduardo Eugenio (1901-1978)
5 November, 2014
Bassani, Agustin (1892-1974)
13 December, 2014

Bellocq, Adolfo (1899-1972)

MARTIN GARCIA

PESCADORES Y VAGOS,

Nacido en Buenos Aires el 2 de marzo de 1899 y fallecido en la misma ciudad el 03 de marzo de 1972. Sus padres fueron Juan Bellocq y María Grosso. Autodidacta, realiza aprendizaje de práctica técnica en su adolescencia, donde va desde el dibujo y la pintura hasta llegar al grabado xilográfico, y luego viaja a Europa. Casado por varias décadas con Martha Bassi, fue jefe del taller de grabado en la Escuela Superior de Bellas Artes de la Nación Ernesto de la Cárcova desde 1928 y profesor de grabado en la "Escuela de Artes Decorativas de la Nación". En el año 1931 organizó la Primera Exposición del Grabado Argentino. Perteneció, junto con Guillermo Facio Hébequer, Abraham Vigo, Agustín Riganelli y José Arato al Grupo de Boedo. Este grupo, que toma su nombre de la calle donde se editaba la revista Claridad, estaba constituido por escritores y artistas que tratan que las masas populares tengan acceso a la cultura. Su obra expresa un profundo compromiso con la temática de carácter social. Fue de esos artistas que supieron llevar a sus telas el valor humano, la inquietud del hombre frente a las cosas, reflejando a la vez el ambiente en que las vidas se desenvuelven. En el año 1922 ilustra con 45 grabados el libro Historia de Arrabal de Manuel Gálvez. Los grabados expuestos corresponden a la edición de Martín Fierro realizada en 1930 bajo los auspicios de la "Asociación Amigos del Arte" en las prensas de Francisco A. Colombo. Bellocq compuso y grabó en quebracho largo de fibra las ilustraciones grandes y en peral de cabeza las viñetas e iniciales. Julio Noé cuido el texto y Eduardo J. Bullrich ordenó la estructura y composición tipográfica. Se imprimieron 400 ejemplares para bibliófilos en papel Perusia de tina, numerados y firmados por el grabador y el impresor. Además se imprimieron 2000 ejemplares para una edición popular, sobre papel “Tribunita”, que por ser un papel económico no permitió una conservación adecuada a través del tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *