Pasannante, Eduardo (1912-1987)

Pedemonte, Adan Luis (1896-1976)
10 September, 1998
Pamphilis, Magda de (1919-2015)
28 September, 1998

Pasannante, Eduardo (1912-1987)

Nacido en Buenos Aires el 31 de julio de 1912 y fallecido en la misma ciudad en 1987. De formación autodidacta en pintura. Concurrió al Salón Nacional en los años 1953, y de 1957 a 1959 en la sección de pintura, y en 1948 a 1955, y de 1959 a 1961 en grabado; al Salón Nacional de Dibujo y Grabado de 1951 a 1953; al Salón de La Plata en 1945, 1947 y 1951; al Salón de Tandil en 1944; 1946, 1947, 1949 y 1951; al Salón de Bahía Blanca de 1947 a 1950; al Salón de Mar del Plata en 1946, 1947 y de 1949 a 1952; al Salón de Rosario de 1948 a 1952; al Salón de Santa Fe en 1948, y de 1950 a 1953, al Salón de San Juan en 1947; al Salón de La Rioja en 1950; y a otras muestras grupales. Obtuvo Premio Adquisición Comisión Nacional de Cultura en 1954. Premio Coronel Cesáreo Díaz en el Salón Nacional de 1954. Primera Mención en el Salón Nacional en 1959. Primer Premio en el Salón de San Fernando en 1961. Mención de Honor en el Salón de Córdoba de 1963. Segundo Premio en el Salón Nacional de 1964. Premio Thibón de Libián de Pintura en 1968, entre otros. Pintor y grabador, en su producción figurativa plasmó paisajes marinos y del norte argentino. Artista de estilo figurativo con herencia del impresionismo de los macchiaioli, en sus obras de estructuras nítidas, de limpieza visual y de pureza en las formas, que se ajustan a la ausencia de personajes. Corta es su actuación, aunque lo suficiente para demostrar que se inclinó por los motivos del Riachuelo. Da versiones llenas de fuerza y como sabe dibujar, sus obras logras además se realidad ambiental, ubicarnos con facilidad en el medio que pinta. Concibe un Riachuelo estático y siempre son los barcos los sujetos principales de sus telas. Compone con soltura y empasta con riqueza de materia. Si bien es cierto que su técnica acusa la influencia de sus maestros, no por ello deja de sostenerse con interés, precisamente, porque en ella advertimos la sinceridad con que esta expresada y porque sabe volcarle sus propios sentimientos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.