Vergottini, Julio Cesar (1905-1999)

Victorica, Carlos, (1884 – 1955)
1 February, 1991
Vento, Vicente (1886-1967)
2 March, 1991

Vergottini, Julio Cesar (1905-1999)

nació en Almagro, el 5 de septiembre de 1905. Comenzó a esculpir a los nueve años. Realizó una réplica de la cabeza de Venus junto a sus hermanos y así comenzó su pasión por la escultura. Cuando se mudó a La Plata, tuvo al español Arturo González como maestro en el arte, quien lo orientó con su obra y la de los grandes maestros, observando láminas, esculturas y trabajando en la enorme biblioteca de su maestro. A los quince años expuso por primera vez “Niño Baco”. luego siguió con “Cabeza de Romano” y “Cabeza de Mujer”. En 1922 expuso sus primeras esculturas en diversos salones nacionales dándose a conocer. Desde 1928 hasta 1935, recorrió Brasil, Europa y norte de África en compañía de su hermano, el dibujante “Marius”. En 1937, estando en Resistencia, Chaco, envió el proyecto del “Monumento al Izamiento de la Bandera”, obteniendo el primer premio y al año siguiente volvió a Buenos Aires para comenzar a trabajar. El monumento finalmente se inauguró en 1940 en la Plaza Colombia, Av. Montes de Oca al 800 (Barracas). Realizó el mausoleo a Alfonsina Storni y Celedonio Flores en el cementerio de Chacarita; el monumento al Gaucho, enviado a Río Grande; “Cabeza de Sarmiento”; los bustos en bronce “Espora” y “Rosales” del Museo Naval de Tigre y el Museo Naval de Quilmes; la escultura “Levando Anclas” o “La Sirga”, en el paseo Caminito; el busto del Almirante Brown, en la Plazoleta Vuelta de Rocha, otro en Foxford (Irlanda), y otro busto de Brown en Montevideo; Hilario Ascasubi, en mármol de carrara, ubicado en el “Jardín de los Poetas” del Rosedal de Palermo; busto de Mahatma Ghandi en la Embajada de la India de Argentina; Martín Fierro en Avellaneda por encargo de los centros tradicionalistas del lugar; y otras obras para el Bellas Artes de La Plata; municipal de Junín y de Tres Arroyos… En el parque Paseo Almirante Brown de Crucesita (Avellaneda) se instaló en 1962 el "Monumento a la Madre" de Vergottini. Todavía permanece como testimonio el anfiteatro en la intersección de Zeballos y Castelli. Unía la Av. Mitre, con Roca y 12 de Octubre. Sus dimensiones eran de unos 20 metros de ancho y 300 metros de largo. Era un paseo muy parquizado que se construyó en 1961, y se cerró al acceso público en 1971. Se levantó en ese sitio un galpón para garage impidiéndose el acceso al pasaje, el cual por lógica debió haber sido una calle pública. En aquel espacio verde, del lado de Mitre, se levantó el primer monumento “A la madre” en la ciudad de Vergottini, rodeado de una pequeña fuente azulejada. La estatua luego fue trasladada al parque de Domínico. En el viejo Puente Barracas sobrevive una especie de “torreón”, que fue construido para albergar la antigua sala de máquinas del puente levadizo, cuando el Riachuelo era navegable hasta Valentín Alsina. Esta pequeña rareza arquitectónica se salvó de la demolición, y por muchos años Vergottini, la usó de taller y vivienda. Vergottini no había logrado cobrar sus honorarios por la mayoría de sus obras, -"¡Una vez que la escultura estaba terminada había que instalarla, y yo no la iba a destruir porque no me la pagaban!", solía decir. Sin embargo a la hora de las inauguraciones, se subían al palco para salir en la foto. El abuso hacia su noble vocación de artista dejó al anciano maestro en la miseria, desamparado. Algunos solidarios se movieron hasta lograr que la Dirección de Vías Navegables le prestara ese abandonado refugio ribereño para habitarlo. Allí se rodeó de sus maquetas, dibujos, cartas, recuerdos de celebridades amigas y homenajes. Fue distinguido por Benito Quinquela Martín con la “Orden del Tornillo” de oro, en 1950 y en la ciudad de La Plata con “La Orden de la Dama de Elche” en 1958. Fue el primer artista en viajar a la Antártida, y al Ártico en submarino norteamericano. El libro referido a sus dibujos “El arte es una larga meditación”, fue editado por la Fundación Nuevo Riachuelo, e impreso por el Servicio de Hidrografía Naval en 1995. Su obra se reconoce en la Gran Enciclopedia Argentina de Santillana, en el Diccionario de Artes Plásticas de la Argentina de A. Merlino, en el libro de personalidades de los Argentinos, en la Enciclopedia de Arte de América. Falleció el 6 de mayo de 1999. Sus restos descansan en Avellaneda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.